RED de CONSUMIDORES de CAFÉ

 

 

 

 

 


regresar al consumo


regresar
al menú principal

 








El arte de tostar café

El tostado del café es clave, un mal tostado puede echar a perder todo el control de calidad que se realizó para obtener un excelente grano.
El tostado del grano varía de acuerdo a las características específicas que se quieran obtener para satisfacer los distintos gustos y preferencias del consumidor.
El arte de tostar café es la combinación perfecta de temperatura y tiempo.
El tostado se reconoce por el color del grano, existen incluso diferentes instrumentos de medición (colorímetros) para infinidad de tonalidades de tueste.
Los tuestes más comunes son: claro, medio y obscuro. Un tueste pasado o muy obscuro hace que el grano suelte más aceites y tenga un sabor fuerte o quemado.
Un tueste muy ligero puede dar un sabor débil ya que no ha soltado sus aceites. El tostado debe ser uniforme y depende del tipo de café que se quiera preparar. No es recomendable un tostado oscuro porque se pierden cualidades del café. En un tostado claro se aprecian mejor las cualidades de acidez y aroma. Para un café americano recomendamos un tostado medio.

1